<img height="1" width="1" style="display:none" src="https://www.facebook.com/tr?id=184823845260372&amp;ev=PageView&amp;noscript=1">

¿Por qué necesitamos un asesor de inversión Figura 3? Diversificación y solidez, las claves

Cualquier persona que busca invertir requiere dos cosas. La primera, hacerlo en una institución que ofrezca solidez, transmita confianza y entienda las necesidades puntuales de cualquier cliente. La segunda, asesores calificados para atender cualquier petición, queja o duda.

Para lograrlo, es una obligación que cualquier asesor tenga las certificaciones que marcan las leyes y las buenas normas bursátiles de México.

Desde hace siete años, la Asociación Mexicana de Intermediarios Bursátiles (AMIB), recibió el reconocimiento de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) como Organismo Autorregulatorio. Con esto, le dio la autorización para certificar a operadores de Bolsa y apoderados de valores de cualquier intermediario o asesor de inversión para la celebración de operaciones con el público, como asesoría, promoción o compra y venta de valores. En resumen, cualquier inversionista podrá tener un asesor que invierta por él.

El proceso

Pero no solamente hay que decirlo, sino estudiar para serlo. Para esto, la AMIB creó la Figura 3, Asesor en Estrategia de Inversión y todo aquel asesor que busque convertirse en unoa deberá conocer y aprobar módulos en:

  • Matemáticas Financieras y Portafolios de Inversión.
  • Mercado de Capitales; Títulos de Deuda.
  •  Sociedades de Inversión; Derivados Financieros y Riesgos.
  •  Análisis Económico y Financiero.
  •  Ética.

Todos nuestros asesores cuentan con la Certificación Figura 3 de la AMIB.
Más del 90% de los empleados de la Casa de Bolsa están certificados como Asesores Figura 3 de la AMIB.

Ellos, por ti

Los asesores que forman parte de la AMIB, y certificados bajo la Figura 3, Asesor en Estrategia de Inversión, están certificados para actuar en nombre de sus clientes en operaciones bursátiles y es funcional para promotores de Casas de Bolsa, Instituciones de crédito, Sociedades operadoras de sociedades de inversión y personas contratadas por asesores de inversión.

La certificación tiene una vigencia de tres años, y debe ser renovada a través de exámenes de actualización, o por algún otro mecanismo que la AMIB determine.

Para los inversionistas, contar con un asesor certificado por la AMIB es valioso para cumplir los objetivos deseados al momento de invertir.

¿Qué alcances tiene la Figura 3?

Este tipo de asesores pueden diseñar estrategias y portafolios de inversión, comprar y vender valores. Y, a diferencia de otras figuras, manejar cuentas discrecionales, es decir, aquellas en las que el cliente autoriza a su asesor para comprar o vender valores.

Por eso, se recomienda que cuando un asesor se presenta, pueda el cliente buscarlo en el sitio web de la AMIB.

La AMIB cuenta con una plataforma de búsqueda de asesores.

Ese sitio permite la búsqueda de personal certificado por matrícula, apellido paterno, apellido materno, nombre o figura. En el campo de figura deberá indicarse que es Asesor en Estrategias de Inversión.

 

También hay que tomar en cuenta esto

Fuera de lo que el inversionista puede revisar en la AMIB, hay algunos elementos más prácticos en los que se puede fijar al momento de seleccionar a un asesor de inversión.

Por ejemplo, el asesor conocerá el lenguaje bursátil y lo explicará a los inversionistas, pues los asesores de inversión están obligados por la Ley del Mercado de Valores a explicarles los retornos esperados y posibles riesgos que puedan tener sus inversiones. De hecho, un buen asesor deberá convetirse en una especie de intérprete sobre lo que está pasando en el mundo bursátil, tomando en cuenta elementos económicos, políticos y culturales en su conjunto.

No solo es contar con una certificación

Al asesor también se le puede preguntar por su trayectoria, saber si ha estado en otras empresas y cuántos años lleva en la industria. Igualmente se puede pedir referencias en sus empleos anteriores o con sus superiores.

En caso de que el asesor sea independiente y no parte de una casa de bolsa, debe ofrecer instrumentos de inversión de cualquier casa de bolsa, sin mostrar preferencia insistente por parte de alguna.

Se le puede pedir referencias sobre la gestión de fondos previamente. Así se puede conocer el desempeño que tuvieron esos fondos.

#ElDato
Recuerda que el asesor de inversión Figura 3 tendrá que recertificarse cada tres años, así que antes de tomar la decisión de invertir asegúrate que los asesores de la Casa de Bolsa tengan su certificación vigente.

Por Claudia Ocaranza

Contacta a un asesor certificado en la figura 3 de la AMIB

infografia-asesor-financiero-certificado-The-Visionary-Finamex-min

Comparte:

Compartir por email Compartir en facebook Compartir en LinkedIn Compartir en twitter Compartir en WhatsApp